La vuelta de tuerca al género de la entrevista en “Feis tu feis”

31 May

Las entrevistas están de moda en televisión. El que corta el bacalao ahora mismo es Bertín Osborne, que ha aglutinado lo que mejor funcionaba en programas como “Salvados” o “Viajando con Chester” para crear unas entrevistas amigables que permitan sacar a la luz los secretos confesables de nuestros famosos, políticos, deportistas y demás rostros conocidos, de los que realmente podemos conocer algo más. Pues bien, siempre se puede dar un paso adelante, y la siguiente evolución en las entrevistas televisivas acaba de llegar.

Feis tu feis

Cuatro acaba de estrenar “Feis tu feis”, un programa de entrevistas presentado por Joaquín Reyes. ¿Cuál es la novedad de este formato? En principio consta de dos partes: una semana en la que el humorista acompaña al entrevistado para poder mimetizarse y la charla final entre el invitado y su alter ego encarnado por Reyes. Éstos últimos minutos son los que acaban siendo oro puro en televisión.

Dos partes descompensadas

“Feis tu feis” está producido por la compañía de Flipy, 100 Balas, y se basa en un formato israelí, “How to be…”. Durante seis días, Joaquín Reyes va acompañando al invitado de la semana y, con la excusa de perfilar su imitación, generan una conversación en la que vamos conociendo al entrevistado. Y un poco también al presentador. Porque esa es la clave de este nuevo interés por las entrevistas: que parecen más bien charlas afables.

Reyes se desenvuelve haciendo preguntas. No es su hábitat y eso se percibe, pero con su cercanía consigue que el interlocutor se abra y cuente cosas interesantes. Ya se desfogó en estas labores con muy buen sabor de boca en “Torres y Reyes”. A su favor cuenta con que la entrevista sale siempre del plató (requisito imprescindible en esta nueva moda*) y les lleva por lugares que despiertan alguna inquietud en el personaje de la semana. A esta primera parte le sobran los momentos que se alejan de la entrevista, las escenas en las que Joaquín Reyes prepara la caracterización o la imitación.

Y es que esa trastienda preparatoria está más ligada a la forma del programa que al contenido, y acaba aportando poco. Porque luego realmente no queda tiempo de ver a Joaquín Reyes imitando. Y ésa es la mejor parte del programa. El momento en el que el personaje se enfrenta a su caricatura. Ahí el presentador se convierte en entrevistado y el invitado es quien hace las preguntas, preguntas que aunque no va a responder sí que dejan entrever esos secretos confesables con un pelín de autocrítica. “Feis tu feis” ganaría puntos si ampliase este clímax televisivo y recortase la parte más impersonal del formato.

Impensable sin Reyes

El acierto del programa, sin duda, es contar con Joaquín Reyes como maestro de ceremonias. Después de triunfar con sus ‘celebrities’, “Feis tu feis” no podría encontrar a un conductor mejor. Su particular discurso gañán aplicado a los famosos funciona muy bien; y enfrentar al invitado a su propia caricatura es el culmen del formato. Con Pablo Iglesias, el primer entrevistado, han sacado a la luz muchos vicios del lenguaje de nuestros políticos de forma divertida.

Cuatro ha acertado con “Feis tu feis” y ha logrado crear un programa de entrevistas original y acorde a la corriente actual del género. La audiencia lo ha respaldado. 1.366.000 personas han visto el estreno, lo que se traduce en un 8’6% de share. Ahora falta que el resto de entregas grabadas, con Paco León, el bético Joaquín y Jorge Javier Vázquez, mantengan el nivel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: