American Horror Story: Freak Show, precisas imperfecciones

30 Oct

Las primeras temporadas de “American Horror Story” pusieron patas arriba el panorama televisivo. Ofrecían unas historias alucinógenas, un colage barroco y estilizado sobre el género de terror, guiños postmodernos incluidos, y esa novedosa capacidad de autodestruirse en cada temporada. Cuatro años después, “AHS” ha perdido ese toque innovador. Conscientes de ello, los productores están llevando la serie hacia otros territorios.

ahs freak show Bette y Dot

Júpiter, en Florida, años 50. El circo de los horrores de Elsa Mars llega al pueblo con intención de asentarse una larga temporada y recuperar al público que va dejando de lado este tipo de espectáculo ambulantes. Bajo la carpa, malformaciones y monstruosidades se dan cabida en esta denostada comunidad, mientras fuera un payaso maníaco atemoriza a los vecinos a base de puñaladas. Es una de las mejores premisas que han ideado Ryan Murphy y Brad Falchuk; les permite mantener unos cuantos aciertos pero no les libra de otros errores que ya se vieron en el akelarre de brujas.

Entradas agotadas

“American Horror Story: Freak Show” ha marcado un nuevo hito en la trayectoria de la serie de FX. El debut de esta temporada fue visto por 6’12 millones de personas, récord absoluto para la producción. Lo bueno de reinventarse cada temporada es que muchos espectadores se acercan al primer episodio para ver qué habrá de nuevo este año. Y esta vez nos encontramos con otro viaje al pasado. La máquina del tiempo le sienta de maravilla a “AHS”; ahora con un envoltorio brillante, de tonos pastel, remarcado por la jovial música de la época… y que choca con la tétrica feria de los monstruos. Los renegados de la sociedad se convierten aquí en protagonistas, por lo que la serie sigue ganando en coralidad. Puede que ese sea uno de los lastres de las dos últimas temporadas, ya que las primeras tenían unos protagonistas más claros y se evitaban divagaciones argumentales. En “Coven” las tramas nunca llegaron a compactarse, aquí podría llegar a repetirse el error.

Entre la decena de personajes protagonistas encontramos algunos grandes descubrimientos. Como esa mujer bicéfala con personalidades contrapuestas y una peligrosa rivalidad. Grandísimo el esfuerzo de Sarah Paulson y brillante los planos subjetivos con pantalla partida que se usan en alguna de las escenas que protagonizan Bette y Dot. Twisty, el payaso asesino, llena la pantalla en cada una de sus apariciones. Es el encargado de poner la píldora slasher a la temporada y en este cometido supera con creces a sus predecesores, es decir, el hombre de cuero, Bloody Face y el minotauro. Lástima que el recorrido de Twisty se trunque tan rápido.

ahs freak show Twisty

Un rol tullido

En el lado opuesto, entre los personajes que menos aportan, Jessica Lange repite rol como la frustrada artista Elsa Mars. Murphy y compañía no se cansan de declarar que la actriz es el alma mater de “AHS”; así vuelven a tropezar en un repetitivo planteamiento y en ese obstinado interés por erigirla como protagonista absoluta. Ahora explotan la vía que marcó “The name game” con un número musical en casi todos sus episodios, marca de la casa del productor. Dentro de la densa atmósfera de “Asylum”, aquella escena fue un desengrasante perfecto; ahora el abuso de este recurso puede ir en contra de la esencia de la serie.

Porque lo cierto es que el terror fluctúa demasiadas ocasiones en “AHS”. El espectáculo de bichos raros ha metido en el caleidoscopio “La parada de los monstruos”, “Psicosis” o “It”, referentes dentro de las películas de miedo a los que aporta una nueva perspectiva. Además mantiene la depravación como seña de identidad. Para muestra la chica de menta o el pasado oculto de Elsa Mars. Y la tercera vía que este año gana mayor peso es el estandarte de Ryan Murphy: el respeto a las diferencias. Los integrantes del circo son unos parias, apartados de la sociedad, y están dispuestos a luchar para que sus rarezas no sean un inconveniente sino una de las muchas y extraordinarias variantes que ofrece la vida. Aquí hay un gran tema a la vista, pero es importante que no arrincone la parte más terrorífica y psicodélica de “AHS”.

ahs freak show cartel

El último capítulo emitido, la segunda parte del especial de Halloween, ha sido el mejor hasta la fecha. Ha vuelto la antología argumental, con los flashbacks de algunos personajes en varias épocas y con diferentes tratamientos de la imagen, se ha desatado el slasher gracias a Twisty y su pupilo Dandy, y contaban con un buen episódico como Edward Mordrake, de nuevo rescatando un personaje real para integrarlo en la serie. Ojalá “American Horror Story: Freak Show” siga estos pasos, porque la temporada actual tiene opción de ofrecer un espectáculo digno de su trayectoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: