Sin identidad, hallando sus genes

29 Jun

Sin identidad” arrancó como un tiro. Catorce minutos que han entrado en la historia de la ficción española narrando la huida de una cárcel china hasta una llegada furtiva a Madrid. Y pasando por una isla tropical, un banco de máxima seguridad, planos submarinos, el skyline nocturno de Hong Kong y unos diálogos escasísimos, además en diferentes idiomas y subtitulados. Montaje narrativo del bueno, algo muy poco frecuente en nuestras series. Desde el principio la serie de Antena 3 dejaba claro que era algo totalmente nuevo.

sin identidad - cartel

Acabaron las primeras secuencias y “Sin identidad” perdió el encanto. Los guionistas se enzarzaron en una tediosa presentación de personajes a través de una manida fiesta y situaciones previsibles. El capítulo se centró en las tramas ambientadas en 2001, demostrando que el trepidante arranque había sido un flashforward de lo que las series nacionales podrían llegar a ser algún día, pero un día que aún queda lejos. “Sin identidad” no era lo que vendieron; ni rastro de esa “Revenge” española o de la recordada “Motivos personales”. Hasta que se ha emitido el capítulo siete.

Drama versus venganza

La falsa identidad de la protagonista es una declaración de intenciones y un homenaje a “El conde de Montecristo”, de Alejandro Dumas. Se hace llamar Mercedes Dantés, Dantés por el apellido del protagonista de la novela y Mercedes por el nombre de su prometida. Todo connota venganza, traiciones, pasiones imparables. Pero nada de esto se ve reflejado en la serie, que en sus primeros episodios se ha atascado en una espesa trama de robo de bebés.

Los personajes de “Sin identidad”, en principio diseñados para moverse en terreno pasional y misterioso, se han visto en medio de un gran drama en el que no funcionan y que además ya nos han contado, y de forma mejor, en nuestra televisión reciente. Especialmente flagrante ha sido el caso del personaje de Elvira Mínguez, buena actriz y un rol interesante que ha quedado deslucido. Un caso parecido al de Jordi Rebellón y Lydia Bosch, los padres adoptivos de la protagonista que tampoco demuestran un rumbo claro. O Eloy Azorín, otro personaje desamparado en medio del robo de niños. En cambio, los guionistas han concedido mayor protagonismo a roles secundarios, y hasta terciarios, como el matón de turno, la vecina del pueblo, la tía de Francia o un argentino víctima del tráfico de bebés. El poderío dramático del robo de niños ha pesado más que el thriller y la serie ha quedado desnortada.

sin identidad - megan montener

Sin embargo, los elementos interesantes de “Sin identidad” ya estaban ahí. No es casual que Victoria Abril y Verónica Sánchez se hayan llevado los mayores elogios del elenco. Sus papeles son los más asentados. Fernanda y Amparo cumplen una función narrativa y están ancladas emocionalmente como la sufrida madre y la hermana despechada. La escena en la que Verónica Sánchez culmina la mímesis con su hermana melliza y adopta su identidad durante una fiesta destila ecos de Hitchcock. Lamentablemente no ha vuelto a tener más recorrido, porque daría para una trama muy potente. Pero sí ha demostrado que la serie gana mucho cuando recurre a la intriga y los arrebatos pasionales. También ha resultado un acierto el rol de Daniel Grao, un empático abogado que ha sufrido personalmente el robo de bebés. Ese carácter afable se refuerza con una puesta en escena espontánea, casi siempre con una bebida en mano, lo que le aporta cercanía. Y Megan Montaner, en el que es su primer papel protagonista en prime time, supone un soplo de aire fresco. Responde a nivel interpretativo y su papel tiene mucho potencial, precisamente porque aglutina venganza, pasión y todo eso que “Sin identidad” prometía en principio.

Cambio de rumbo

Antena 3 y Diagonal TV son conscientes de que la serie todavía no ha alcanzado su mejor versión. Desde el capítulo seis se ha cambiado totalmente el equipo de guión. Sergi Belbel, el creador de la serie, y sus guionistas han dejado “Sin identidad” y han sido reemplazados por el equipo de Manuel Ríos San Martín. Resetear la historia parecía la mejor opción, y así se ha demostrado. Desde el sexto capítulo se despiden varios secundarios y ganan protagonismo los personajes principales. Por ejemplo, se han reforzado los vínculos sentimentales como el trío Juan-María-Pablo o la turbia relación de Amparo, además de acercar a María a sus padres. Y sobre todo se busca la acción y el conflicto en casi todas las escenas para que las tramas vayan in crescendo. La carrera por encontrar los documentos implicatorios o la fiesta donde la protagonista destapa la verdad son prueba de ello.

sin identidad - victoria abril

Aunque el cambio definitivo ha llegado con el clímax del séptimo capítulo. Por fin despierta el villano, porque no habría thriller posible sin un enemigo a batir. Y no podía ser otro que Tito Valverde, uno de los rostros más emblemáticos de la ficción patria. Enrique Vergel, el cerebro tras la trama de tráfico de bebés, comienza a defenderse y reinicia una nueva “Sin identidad”. Valverde y Victoria Abril firman un duelo interpretativo que supone quizá la mejor escena de la serie. La muerte de Fernanda, la madre biológica, ha puesto a cada personaje en su sitio y va a relanzar la esperada venganza, que como asegura el guionista Manuel Ríos San Martín será el centro de la segunda temporada.

Puede que el cambio no llegue demasiado tarde. La serie de Antena 3 arrancó con casi cinco millones de espectadores en su primer episodio; a partir de ahí la audiencia ha ido bajando hasta asentarse en torno a los 3’5 millones de fieles en la noche del martes. El principal problema ha sido “Intocable”, la taquillera cinta que Telecinco ha emitido contra el séptimo capítulo, el que ha despuntado las tramas pero ha perdido seguimiento. La serie se ha quedado en un mínimo histórico de 3.144.000 seguidores, el 17’1% de cuota de pantalla. Para evitar mayores sangrías, Antena 3 muda la recta final de “Sin identidad” a los jueves y evita los partidos decisivos del mundial de fútbol. Ahora que la serie está encontrando su identidad, habrá que ver si pesa más el pasado erróneo o un prometedor futuro. ¿Remontará las audiencias como ha remontado su trama?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: