Abierto hasta el amanecer, una serie que chupa del bote

24 Abr

Desde finales de 2013, Robert Rodríguez tiene su propio canal de televisión, El Rey Network. Se dirige fundamentalmente al público hispano de segunda y tercera generación, latinos que se han criado en Estados Unidos y que manejan el inglés como primera lengua. Un target a imagen y semejanza del director tejano. Este nuevo canal se nutre de la sindicación, con abundantes reposiciones de “Expediente X”, “Starsky & Hutch” o “Dark angel”, además de algunas cintas de serie B, espacios musicales y deportivos. Pero para situarse en el mapa de los canales de pago hace falta contenido premium y ahora eso significa tener tu propia serie. Así que Rodríguez se puso manos a la obra.

abierto hasta el amanecer - serie

Había que llamar la atención, por lo que recuperar una marca conocida se antojaba buena idea. Entre la filmografía del director había un trabajo que con el paso de los años había alcanzado el estatus de película de culto: “Abierto hasta el amanecer”. Road movie fronteriza, vampiros, espíritu de serie B, acción, humor socarrón… Todo lo necesario para crear una nueva ficción y así surge “From dusk till dawn: The series”. Rodríguez sigue al pie de la letra el guión que escribió Tarantino, con los hermanos Gecko huyendo de un atraco y acabando en un club de alterne repleto de chupasangres. Quizá es tan fiel que la serie pierde ese toque gamberro que hizo célebre la película.

De serie B a marca blanca

El filme, bajo el título original “From dusk till dawn”, tomó prestado el nombre de aquellos autocines al aire libre, en grandes aparcamientos y con proyecciones desde el atardecer hasta el amanecer. Además, el título servía para presentar la cuestión dramática: ¿conseguirían sobrevivir a una noche en el antro de ‘La teta enroscada’? La serie plantea un esquema narrativo similar, siguiendo tal cual la estructura temporal y todos los acontecimientos dramáticos ya presentes en la película. Claro, la cinta se lo podía permitir con un metraje de algo más de 100 minutos, pero la serie tiene que llegar hasta los 400; esta nueva noche se torna interminable y Robert Rodríguez estira cualquier pliegue de la historia para posponer el amanecer.

¿Lo malo? Se nota que todas las novedades están ahí para hacer bulto. Empezando por los policías que persiguen a los hermanos Gecko y continuando por el tufo a drama familiar que se respira en la autocaravana de los Fuller. Además cualquier personaje, hasta el más anecdótico, se expande a través de varios flashbacks y vueltas a la misma escena para contarla desde otro punto de vista. No es que sean malos recursos, es que se aplican en personajes sin interés alguno. Mucha paja y lo único relevante se limita a copiar la película.

abierto hasta el amanecer - película

Una a una, las secuencias que Robert Rodríguez filmó en 1996 se van repitiendo, estirando y vaciando de aquel toque desvergonzado. El secuestro de la empleada del banco, la presentación del pastor retirado y sus hijos, el tiroteo en el bar de carretera… Seguramente muchos espectadores de “Abierto hasta el amanecer” recordarán esa primera secuencia con un cadáver ardiendo junto a unas bolsas de palomitas que no dejaban de estallar, o la reprimenda que Seth Gecko le echa a su hermano por meterse en líos mientras a su espalda salta por los aires toda la gasolinera. El humor socarrón y ese gusto por la cutrez adorable de la serie B han desaparecido en “From dusk till dawn: The series”. Sólo queda una línea argumental que en cine funcionaba, pero en televisión reclama grandes cambios.

Reinventando ‘La teta enroscada’

“Abierto hasta el amanecer” propone un contexto apasionante: frontera entre Méjico y Estados Unidos, forajidos, un puticlub infestado de vampiros y una clientela de lo más variopinta. Aquí hay un territorio casi virgen que está pidiendo a gritos algo más que el misionero. La primera vez fue muy bien, pero veinte años más tarde hace falta algo que rompa la rutina. Los Gecko y los Fuller son personajes redondos y casan de forma genial, pero necesitan un elenco de secundarios con entidad por sí mismos, que amplíen las subtramas para mostrar este tórrido mundo desde otras perspectivas. En ese sentido, la serie añade una mitología azteca sobre vampiros que no funciona y le resta frescura, la vuelve más explicativa, más solemne y consigue que la trama se tome demasiado en serio a sí misma.

abierto hasta el amanecer - dj cotrona zane holtz

Las comparaciones son odiosas, sí, pero en una serie tan fidedigna como ésta son irremediables. En la dirección, Robert Rodriguez calca planos que ya rodó hace casi dos décadas y que han perdido la frescura inicial. Y en actuación, la serie juega en una liga menor. El traje de los Gecko les queda un poco grande a D.J. Cotrona y Zane Holtz, Seth y Richard respectivamente. Al primero le falta carisma y el segundo se diluye en un papel que conforme se aleja de la esquizofrenia resulta más convencional.

El problema de “From dusk till dawn: The series” es que ha tenido miedo a distanciarse unos cuantos pasos de la película. Tenía que ser el gran reclamo de El Rey Network y eso ha añadido presión a Robert Rodríguez. No había margen de error, así que mejor ni tocar la marca original. Seguramente el director de “Sin City” o “Machete” no ha disfrutado este trabajo tanto como el proceso de “Abierto hasta el amanecer”, y al final el espectador lo acaba notando. Parece que habrá una segunda temporada y entonces no quedará más remedio que buscar sangre nueva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: