Velvet, amor prêt-à-porter

20 Mar

Con “Velvet” la ficción española está alcanzado una factura impecable. La nueva serie de Antena 3 tiene unos acabados perfectos y una materia prima casi siempre selecta, por eso está llamada a marcar un antes y un después en la producción nacional. Como el paso de la alta costura al prêt-à-porter que narra la serie, Bambú Producciones se ha empeñado en revolucionar el panorama audiovisual y “Velvet” es la prueba definitiva.

velvet cartel

“Velvet” responde a los patrones del melodrama romántico. Una joven costurera y el heredero de los grandes almacenes donde ella trabaja viven enamorados desde pequeños; su relación está condenada a fracasar aunque ellos desafían las leyes de la lógica manteniendo un amor clandestino. Como reconoce el creador, Ramón Campos, “Velvet” es la serie más femenina de Bambú gracias al aporte que le han imprimido la otra creadora, Gema R. Neira, y la productora ejecutiva Teresa Fernández-Valdes. No deja de ser una revisión de los cuentos de hadas, una Cenicienta en los años 50 del siglo XX, pero nadie puede reprochar a la productora que no diseñe sus series acorde al público de la cadena para la que trabaja. Eso ya lo aprendieron con “Guante blanco”. Desde aquel guante hasta este vestido de gala, se han dedicado a refinar una fórmula que es de lo más destacado en la pasarela nacional.

Cuando el plan B es mejor que el A

No todo brilla en “Velvet”. Por empezar con las sombras, ésta serie es un claro ejemplo de que la trama principal no necesariamente tiene que ser la mejor historia. De hecho quizá lo más flojo de “Velvet” sea la relación de Alberto Márquez (Miguel Ángel Silvestre) y Ana Ribera (Paula Echevarría). Su trama funciona con el piloto automático; crean escenas memorables, como el juego de los aviones de papel, la pedida de mano en la piscina o la fiesta de cumpleaños en la azotea, y aún así no consiguen borrar un halo de artificiosidad. Para colmo, el montaje de última hora de los primeros episodios desvirtualizó los cimientos de esta trama. Editaron tres capítulos para dejarlos en dos y agolparon demasiados giros, algunos muy resabidos y sólo uno verdaderamente genuino. Poco podían hacer Silvestre y Echevarría, los dos están entre los actores más limitados de la serie; él vende el porte de galán pero le falta interpretación y ella resulta demasiado anodina para un papel protagonista.

Por eso la serie gana enteros cuando deja de centrarse únicamente en Ana y Alberto. El toque de comedia ha llegado con el trío amoroso entre dos hermanas y el novio de una de ellas. Al final el humor de toda la producción se ha limitado a Cecilia Freire, pero a la vez ella también ha sabido crecer dramáticamente. Los que están a otra altura son Aitana Sánchez-Gijón y José Sacristán. Magníficos. Sánchez-Gijón construye un rol refugiado en su rigurosidad que va rompiendo su escudo por otro personaje y Sacristán ha quedado un tanto apartado al reducirse la relación protectora con su sobrina, pero es un lujo escucharle y él solo llena la pantalla. Como ya ocurriera con “Gran hotel”, el anterior trabajo de Bambú para Antena 3, la franquicia de la serie permite introducir personajes episódicos muy potentes y colaborar con grandes intérpretes. Véase el cliente acosador de Juan Ribó o el diseñador al que da vida Asier Etxeandia.

Una serie que entra por los ojos

Visualmente, “Velvet” es un regalo. Desde la fotografía a la selección musical, todos los detalles están cuidados al milímetro. Aunque lo que aquí más destaca es la dirección de arte a cargo de Carlos Dorremochea, colaborador habitual de la productora. Ha diseñado unos grandes almacenes de estilo art déco que plasman el glamour y el esplendor requeridos en este tipo de serie. No es osada la comparación estética con “Mad men”. La luminosidad llega con las panorámicas de la Gran Vía en los años 50, fruto de unos efectos especiales bastante logrados. Trasladan la serie a una época platónica, que no por menos realista deja de ser efectiva.

velvet efectos especiales

Antena 3 ya tiene nuevo buque insignia. Tras los cinco capítulos vistos hasta ahora, “Velvet” se ha erigido en el espacio más visto del lunes con más de cuatro millones de seguidores. Y eso que se ha enfrentado contra fuertes bazas de Telecinco como “B&B”, “La que se avecina” o “Supervivientes”. A estas alturas, el espectador ya se ha hecho fiel de las galerías Velvet, un lugar en el que sabe que encontrará diferentes patrones de amor, más o menos logrados, y podrá llevarse puesto el que mejor le siente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: