La infidelidad de “Cuéntame”

8 Mar

Cuéntame” se ha regido en los últimos años por un mismo esquema narrativo. Conforme avanzaba la temporada se iba gestando una amenaza externa que desafiaba la unión de los Alcántara. Así se fueron sucediendo la adicción de Inés, el cáncer de Merche o el encarcelamiento de Carlos. Tras quince temporadas, los guionistas han decidido que debían dar nuevos pasos y han mantenido esta estructura, pero modificando la naturaleza del conflicto. Esta vez la bomba estalla dentro.

cuéntame - capítulo 261

La infidelidad de Antonio Alcántara pone en peligro toda la familia, todo lo que ha sido “Cuéntame” en estos 13 años. Por eso la noticia no ha dejado indiferente a ningún espectador; la empatía era tal que la audiencia lo ha sentido como un problema de su propia familia. Y por eso la serie de La 1 se ha movido en un terreno desconcertante, infiel a su espíritu narrativo. “Cuéntame” ha caído en un breve flirteo argumental que no ha enamorado a todos los espectadores, pero que a otros nos ha engatusado. Y ahora promete un apasionante final de temporada para enmendar el desliz de Antonio y reconquistar a los todavía reticentes.

Tres episodios para enmarcar

Ignacio del Moral y Eduardo Ladrón de Guevara, los coordinadores de guión de la serie, eran muy conscientes del salto mortal que iban a dar. El adulterio se fue introduciendo poco a poco desde los primeros compases. Para empezar, las diferencias de opinión entre Antonio y Merche respecto a la bodega. También se necesitaba una mujer por la que Antonio pudiera poner todo en riesgo, por lo que escogieron a una actriz bella y talentosa como Ariadna Gil. Después fue París, el escenario más connotativo para el flechazo. Y llegado el momento, el vino hizo el resto. Todo fue muy sutil, cuidando cada detalle de guión y dirección. Como elegir a Carlos de testigo, su punto de vista representa el duro golpe para la familia. O como la trama cómica que servía de alivio, buscando un humor de contrastes entre el moderno grupo de música y los vecinos más gañanes del pueblo. Resultó uno de los capítulos más logrados de la temporada.

cuéntame - capítulo 260

El momento de la anagnórisis también exigía mucha astucia. Se realizó mediante un capítulo especial, con una sola trama que condujera a la gran revelación y la reacción de Merche. Y dos frases para la posteridad. Una llega en medio de un montaje paralelo que va in crescendo hasta destapar la verdad: “Y en medio de todo ese jaleo, ¿tienes tiempo para tirarte a mi mujer?”. La otra frase, la que destruye la familia: “Quiero que te vayas. Quiero que salgas de esta casa, ahora mismo, ya”. Con este parlamento Ana Duato ha logrado una de las escenas más recordadas de la serie. Rabia, impotencia, dolor…, de nuevo se genera una empatía total con el personaje. También Imanol Arias hace grande a Antonio Alcántara matizándolo con varios defectos, en este caso un punto de bravuconería. Y todo ello rodeado de un contexto totalmente contrapuesto, la noche del cambio político en España con la victoria de Felipe González en las elecciones. Todo eran vítores y alegrías por las calles, mientras que dentro de aquel coche se desmoronaba un matrimonio.

Y el otro episodio que ha enderezado el nuevo rumbo de la serie es “Cinco ataques de pánico y una balada heavy metal”. El capítulo 259 ponía fin a una de las tramas que más pesaba en “Cuéntame”, el trauma de Carlos. El personaje estaba deambulando como alma en pena entre pesadillas y líos amorosos y concederle tanto protagonismo estaba lastrando la temporada. Este capítulo resolvió la historia y fue una genialidad, y eso que ni estaba planteado en la primera escaleta. Se trataba de un episodio monotramático, centrado exclusivamente en Carlos y una atormentada chica que conoce en terapia. El guión jugaba con las alucinaciones y la realidad, la realización se volvió más atrevida, brillaron los toques musicales y el resto se confío en la sublime interpretación de Verónica Echegui y Ricardo Gómez. Fue sin duda el capítulo más singular de “Cuéntame”, con permiso de “Un regalo para Karina” de la anterior temporada.

Renovarse o morir

La decimoquinta temporada de la familia Alcántara está siendo arriesgada y bastante irregular. Se marcó un buen regreso en el campanario de Sagrillas y ya los siguientes compases estuvieron muy por debajo de su nivel. Quizá porque estaban cerrando historias pasadas y allanando el terreno para el cambio de estilo. Porque ahora “Cuéntame” está donde sus creadores quieren que esté, con un nuevo vestido pero recuperando esa chispa que la hacía única. En este periplo ha revuelto su fondo de armario para probarse una nueva estructura narrativa y otra puesta en escena, experiencias que pueden rejuvenecer una serie longeva a fin de que no termine agotándose. Más allá del salto mortal, del que acabará cayendo de pie, lo importante es lo que “Cuéntame” ha aprendido en esta pirueta.

cuéntame - capítulo 259

El año más complicado de la serie ha coincidido con una brutal competencia televisiva. De un lado “Tu cara me suena” y del otro, “La voz Kids”. Algunos espectadores han desertado a estos programas al no reconocer su serie de siempre. Parece que de cara a final de temporada, con una trama dramática ya muy encarrilada, la audiencia perdida se irá recuperando. Y comprobarán que el espíritu de “Cuéntame” no ha cambiado, en todo caso se ha maquillado para que siga luciendo como acostumbra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: