The Spoils of Babylon, la comedia épica

27 Feb

Incestuosa y bastarda, así es “The Spoils of Babylon”. Incestuosa al narrar el amor imposible entre los hermanastros Devon y Cynthia Morehouse, los sufridos herederos de una millonaria compañía petrolífera. Y bastarda porque perturba todas las claves del género del que proviene, el de las miniseries épicas de los años 70 y 80 en Estados Unidos. A pesar del título y el cartel promocional, que nadie espere encontrarse con una de esas rimbombantes adaptaciones literarias sobre sagas familiares, el amor, la traición… O sí, porque “The Spoils of Babylon” ofrece todo eso pero pasado por el filtro de la comedia paródica.

the spoils of babylon

Saturday Night Live” en sitcom. Ésa sería una de las mejores definiciones para esta miniserie cómica que acaba de emitir IFC, el canal de otra de las comedias más rarunas de los últimos años, “Portlandia”. Detrás del proyecto se encuentran el actor Will Ferrell y sus inseparables compañeros de guión y dirección Matt Piedmont y Andrew Steele, los tres procedentes de la cantera del programa de sketches. Aquí siguen haciendo gala del humor absurdo y la parodia para burlarse de los melodramas clásicos, como “Hombre rico, hombre pobre” o “El pájaro espino”, que triunfaron hace algunas décadas en la televisión americana. El mismo equipo ya hizo algo parecido en la película “Casa de mi padre”, donde se reían de las convenciones de las telenovelas latinas. Ferrell y compañía saben cómo manejarse en este terreno.

El humor llevado al límite

Lo primero es parecerse a la obra original, y “The Spoils of Babylon” cuenta con muchos elementos de las adaptaciones literarias para televisión. Para empezar, una textura de la imagen a la vieja usanza. Y un presupuesto bastante ajustado. Un narrador, que solía ser el artífice de la gran obra, para presentar al espectador el nuevo episodio. Una novela en la que inspirarse. Y una historia de amor que abarque toda la vida de sus protagonistas. Pues “The Spoils of Babylon” lo junta todo y le da una vuelta para confeccionar una gran caricatura.

the spoils of babylon - tobey maguire

Los gráficos, la imagen y los efectos especiales están realizados con trazo grueso. No hay más que ver las maquetas que simulan algunos planos exteriores, dignas de aquella casa familiar de “Ana y los siete”. El autor, interpretado por Ferrell, es en realidad un borrachín acabado que se cree que está ante el gran trabajo de su vida. Sus presentaciones, con algunas secuencias off the record más que memorables, empiezan a abonar el terreno para la comedia. Y el relato no se queda atrás. Cada pequeño detalle del drama familiar se aprovecha para crear un gag. Desde la inscripción interminable en un pequeño compás que pasa de generación a generación hasta la fuga de una cárcel construida con bambú, pasando por varias peleas a tortazos o bastonazos. Todo se presta a la parodia. “The Spoils of Babylon” podría ser una sucesión de sketches más o menos acertados, pero el aire épico malogrado es el que mantiene la coherencia en este remedo.

Un reparto de lujo

Muchas estrellas se han unido a esta serie, también para reforzar esta imagen de superproducción televisiva. De hecho los creadores ya vienen trabajado con actores de primera línea en el portal de humor Funny or Die. Aquí conceden el papel protagonista a Tobey Maguire, que no consigue sacudirse la fama de sosaina que se ganó con “Spiderman”. Es cierto que su presencia en pantalla es casi constante y no todos los gags de la serie pueden estar al mismo nivel, por lo que su trabajo acaba resintiéndose. Tim Robbins, Val Kilmer o Jessica Alba tienen unos roles menores que aprovechan mucho mejor. Incluso Michael Sheen, el doctor Masters, destaca dando vida a un secundario florero. Para el otro personaje principal se ha escogido a una de las chicas más experimentadas de “Saturday Night Live”, Kristen Wiig, que se luce tanto como sus pelucas.

the spoils of babylon - kristen wigg michael sheen

“The Spoils of Babylon” es un experimento realmente divertido. Una de esas comedias que sólo el cable americano o los canales británicos podrían atreverse a realizar. Merece la pena acercarse a esta parodia épica que propone 120 minutos de skethes sobre el modelo de televisión que se consumía hace tres o cuatro décadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: