Cuestión de pilotos (II)

2 Oct

La temporada de estrenos en Estados Unidos sigue dejando una larga lista de novedades. Entre los episodios piloto encontramos un viaje a los 80, intrigas políticas para todo el público, el regreso de Robin Williams y del idolatrado Michael J. Fox, o el arranque más prometedor de los vistos hasta ahora.

pilotos the goldbergs - the michael j fox show

The Goldbergs, las series sí caducan

El pequeño de los Goldbergs se dedica a grabar en vídeo las rutinas domésticas de su familia: su padre andando en calzoncillos por casa, su madre vistiendo a los chicos, la hermana hablando por teléfono o el hermano convenciendo a sus padres para que le den un coche. La gracia es que está ambientada en los 80. Ah, también hay un abuelo macarra que quiere ayudar a ligar a su nieto. Y ya. Así es la nueva comedia de ABC, “The Goldbergs”. Los personajes están más que sobados, los gags se han visto una y otra vez y en general todas las tramas pecan de inocentes. La serie se apoya en un componente nostálgico, reforzado por la utilización de grabaciones domésticas tanto recreadas como originales, pero confunde melancolía con aburrimiento y se retrata como un producto desfasado que carece de esa chispa necesaria en comedia.

The Michael J. Fox Show, mucho sentido del humor

Qué importante es saber reírse de uno mismo, reírse hasta de la enfermedad. Y qué bien lo hace “The Michael J. Fox Show”. El regreso del mítico actor tenía que ser a lo grande y NBC se ha encargado de preparar una serie a su medida. A pesar del rimbombante título, Michael J. Fox no se interpreta a sí mismo sino a un exitoso presentador de televisión retirado por su Parkinson que decide volver al trabajo, un acertado álter ego del actor. La serie da lugar a que se usen chistes sobre su enfermedad o sobre cómo se apiadan de él los demás. Y los guionistas han creado unos personajes con conflictos reales, que importan al espectador y desde los que se puede extraer pura comedia. Es fácil identificarte con Michael J. Fox, por eso divierte tanto su reacción ante esa promoción a cámara lenta con música de Enrique Iglesias…

pilotos the crazy ones

The crazy ones, o la extraña pareja

La mano de David E. Kelly se nota, y mucho, en esta apuesta de CBS. El artífice de “Ally McBeal”, “El abogado” o “Boston legal”, traslada la verborrea de sus personajes a una sitcom, “The crazy ones“. Aquí los diálogos rápidos funcionan y los extensos parlamentos con los que los protagonistas de Kelly cambian la visión del mundo de su interlocutor también parecen cuajar. Al menos en el piloto. Robin Williams y Sarah Michelle Gellar, dos actores que perdieron su estrella hace tiempo, defienden sus roles correctamente. Son padre e hija, dueños de una agencia de publicidad que lucha constantemente por mantener encendida la bombilla. De momento William y Gellar han encajado, aunque el actor James Wolk les come terreno y se lleva las escenas divertidas, alguna hay, del estreno.

pilotos hostages

Hostages, rehenes de un mal guión

La protagonista de “Hostages” es una prestigiosa cirujana que tiene que operar al presidente de Estados Unidos. La noche antes de la intervención, una banda criminal le secuestra junto a su familia en su propia casa. O mata al presidente en el quirófano o ellos matarán a la familia. Buena premisa, mal ejecutada. Porque las relaciones que se entretejen entre rehenes y secuestradores resultan demasiado básicas. Como aquel criminal que entra en el baño y descubre a la hija con el predictor y le ayuda a esconderlo de su madre. No, no es un chiste de Eugenio. Es una escena de la nueva serie de CBS, que para más inri está protagonizada por el inexpresivo Dylan McDermott y por una Toni Collette muy estirada en este papel. “Hostages” termina siendo una “Homeland” de marca blanca. Por cierto, TNT la ha estrenado en España esta misma semana.

pilotos the blacklist

The blacklist, un criminal con carisma

Tiene uno de los mejores pilotos vistos este año en la televisión en abierto. “The blacklist”, de NBC, engancha desde el minuto uno, bien sea por su enigmático y extravagante protagonista, por su empática partenaire, por el uso de la música, o bien por su tempo ágil y muy dinámico. La serie comienza cuando el criminal más buscado se entrega voluntariamente en el FBI y exige hablar únicamente con una agente que nadie conoce… porque es su primer día en la agencia. A los 20 minutos se produce uno de esos giros de guión imprevistos y la trama policial gana muchos enteros. Mientras poco a poco se desvelará qué une a este diplomático del crimen y a la investigadora novata, “The blacklist” dedicará cada semana a mostrar la caza de un asesino diferente. Esperemos que no se convierta en la nueva “The following”. Si todos los capítulos son como el primero, yo particularmente la compro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: