Under the dome, explorando el aislamiento

29 Jun

Era un domingo cualquiera en Chester’s Mill. Se servían los primeros desayunos, comenzaban a tocar las campanas de la iglesia, algunos se preparaban para trabajar y hasta enterraban a un hombre en medio del bosque. Vale, esto no ocurría todos los domingos, pero los pequeños secretos sí entran dentro de la lógica de cualquier pueblo que se precie en Maine. Lo inexplicable iba a ocurrir en cuestión de minutos… Una enorme cúpula transparente, electromagnética, cayó sobre Chester’s Mill fragmentando todo lo que encontraba debajo: carreteras, granjas, bosques o incluso vacas. El muro invisible conformó una suerte de frontera infranqueable que encierra a los vecinos en su propia bola de cristal.

Under the DomeMike Vogel as Dale Barbara(Screengrab)

Éste es el punto de partida de “Under the dome”, la serie que CBS ha estrenado esta semana como una de sus apuestas principales para la programación veraniega. La cadena toma la idea original de la novela “La cúpula” de Stephen King, aunque parece que el creador de la serie y ex productor de “Perdidos”, Brian K. Vaughan, sólo se va a inspirar en esta premisa y llevará el relato por otros derroteros. El piloto, eficaz y bastante entretenido, se limita a presentar una panorámica del pueblo y sus habitantes, colocando todas las piezas en su sitio para empezar a jugar con la idea de hasta dónde puede llegar una comunidad civilizada sometida al aislamiento más extremo.

En la cúpula todo se magnifica

“Under the dome” sigue todos los paradigmas de serie high concept: arranca con un evento inédito que detona los suficientes enigmas para mantener una extensa trama horizontal basada en el misterio. A la enésima adaptación televisiva de King se le pueden buscar cantidad de primos hermanos; ahí están “FlashForward”, “Revolution” o “Jericho”, con la que comparte muchos lazos de consanguinidad. Todas fueron cayendo (vale, “Revolution” se ha salvado gracias a los mimos de NBC) conforme agotaban las excusas para no enfrentarse a las preguntas que plantearon. Pero hay algo bajo esta cúpula que ayuda a pensar que “Under the dome” irá más allá del típico gran concepto. Y es que su premisa despierta interrogantes, pero también aporta una complejidad temática muy sugestiva. El encierro ofrece un altavoz para amplificar los conflictos narrativos, y es lo que deberá explotar esta producción para no acabar en el cementerio de series high concept.

Todo lo que podría pasar cuando un pueblo se queda aislado ocurre en Chester’s Mill. Una chica enferma necesita atención médica, una pareja es separada por la barrera invisible, un asesino atrapado en la cúpula, dos jóvenes alejados de su madre… El aislamiento sirve de punto de partida para tramas muy diversas y potencia otras, como el enfrentamiento entre el sheriff Duke y el concejal y máxima autoridad del pueblo Big Jim. La cúpula sacará lo mejor y lo peor de estos vecinos cuando se trate de tener que sobrevivir en un entorno con recursos limitados. Lo más aterrador del piloto ha sido escuchar el comentario sobre una pecera y dos pececitos de colores que terminaron devorándose. El genio del suspense y del terror explora todas estas consecuencias del aislamiento en la novela; en la serie Brian K. Vaughan parece mantener este mismo tratamiento para encontrar la voz propia de “Under the dome”.

under the dome panorámica cúpula

Una temporada, con posibilidad de más

En cuanto a los personajes, el piloto da unas pequeñas pinceladas de cada uno. Hasta ahora el que más promete es Big Jim, el concejal que maneja el pueblo usando la ley a su conveniencia. Además de este reverso tenebroso parece que podremos ver otra cara más amable en la relación con su hijo Junior. Éste sí que es uno de los papeles más oscuros, un chico obsesivo que parece estar al tanto del motivo del encierro en Chester’s Mill. El otro protagonista que viene rodeado de un halo de misterio es “Barbie”, el apodo bajo el que se esconde un ex militar que acaba de asesinar a un hombre por un ajuste de cuentas, pero que no consigue escapar del pueblo antes del incidente. Para rematar su día, la periodista que está dispuesta a ayudarle es la esposa del tipo al que se ha cargado y, encerrados en el pueblo, falta muy poco para que empiecen a saltar chispas entre ellos. Stephen King ha demostrado ser un experto en crear comunidades en sus novelas; en la serie todavía es demasiado pronto para hablar de cómo funcionará este elenco de personajes, pero el grupo que conformen será decisivo para que esa lucha por la supervivencia vaya más allá de los lugares comunes.

“Under the dome” contará con una temporada de 13 episodios. Aunque se presentó como una miniserie, CBS ha dejado la puerta entreabierta para continuar el relato más allá de esta primera tanda. Si la audiencia sigue respondiendo como en el estreno, con más de 13 millones de espectadores, es más que probable que la serie renueve por otra temporada. A tenor de las posibilidades narrativas que ofrece el aislamiento, la serie cuenta con energía más que suficiente para sostener esta cúpula.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: