Defiance, el desafío del oeste interestelar

18 Abr

Esta semana el aterrizaje de “Defiance” ha copado todos los titulares seriéfilos del mundo entero. La nueva serie de Syfy ha generado tanto ruido como la vuelta de los grandes, véase aquí “Juego de tronos” o “Mad men”. Y lo ha conseguido gracias a una intensa campaña de promoción. Se han lanzado a la vez la ficción y un videojuego multiplataforma online, el estreno en Europa ha llegado con menos de 24 horas de diferencia respecto a Estados Unidos y precedido por una première con blogueros que ha llenado internet de reseñas sobre la serie. El resultado ha surtido efecto y “Defiance” también se ha destapado resultona. Ahora todos sabemos que Syfy ha vuelto, para quedarse, a las series de ciencia ficción que le hicieron célebre y todos hemos disfrutado de 85 minutos del entretenimiento más puro.

defiance alienigenas

Indogene e irathient, dos nuevas razas en la tierra de 2046

El piloto se va hasta casi las dos horas para presentarnos dinámicamente el escenario en el que nos adentraremos. Estamos en 2046, la tierra ha sido invadida por varias razas alienígenas que agotaron los recursos de sus planetas y llegaron buscando un nuevo hogar. Tras unas cruentas guerras entre especies y una colonización brutal, nuestro mundo queda terraformado, o lo que es lo mismo, devastado y hecho a imagen y semejanza de los hábitats de nuestros invasores. Vamos, a la tierra no la conoce ni el Dios que la fundó. Campan a sus anchas terroríficas criaturas mitad mamut-mitad crustáceo, grupos de saboteadores alienígenas, ejércitos mecanizados y, en medio de todo este caos, algunas ciudades tratan de sobrevivir. Es el caso de Defiance, la antigua ciudad de San Luis, en Misuri, Estados Unidos. Bajo su característico arco Gateway se han hermanado humanos y siete razas de extraterrestres diferentes. Perdidos entre la nada y rodeados de peligros, los nuevos vecinos intentan poner en marcha una nueva civilización. Así que para una historia fundacional como ésta, qué mejor manera de plantearla que mediante el gran género fundacional por excelencia: el western. Aquí queda el aviso para forasteros, pisar “Defiance” es adentrarse en el oeste de la ciencia ficción.

Sin sheriff, pero con guardián de la ley de la ciudad

“Defiance” toma muchos elementos prestados para construir su historia, fundamentalmente a partir del western. Hasta la ciudad llegan Nolan, un veterano de guerra, y su hija adoptiva Irisa, de la raza irathient, que no suele llevarse demasiado bien con los humanos. Allí deberán a aprender a vivir en una comunidad que trabaja las minas y se divierte yendo a prostíbulos y en peleas furtivas. Al frente de las minas se sitúa la poderosa familia humana McCawley y en los negocios más sucios e ilegales figuran los Tarr, un clan de raza castithan, a medio camino entre los amish y los elfos, pero con bastante mala estigma en la ciudad. Intenta poner orden entre sus enfrentamientos la nueva alcaldesa, que cuenta con el apoyo del guardián de la ley y su ayudante, en una clara referencia a los sheriffs del oeste.

Esta composición, no muy lejana al origen histórico de los Estados Unidos, ofrece a los creadores infinidad de posibilidades para desarrollar tramas. Sin duda la más importante será la de la superviviencia de Defiance frente a las amenazas externas, pero también queda espacio para abordar la relación padre-hija de los protagonistas, las rivalidades entre familias o la trama amorosa estilo Romeo-Julieta con los jóvenes de la serie. En todos estos argumentos está presente la misma temática: la inmigración, la xenofobia, el levantamiento de una torre de babel. Ahí tendrá la ciencia ficción la oportunidad de hablarnos del mundo real y a la vez, una apuesta temática que, bien jugada, elevará los conflictos en todas sus tramas. Hay que reconocer que es un buenísimo punto de partida.

defiance

Entretener con una nueva experiencia transmedia

Pero al margen de la orientación de la serie hacia el lejano oeste, hay un rumbo que “Defiance” no puede perder, y es el espacial. Sus productores ejecutivos tienen mucha tradición en el ámbito de la ciencia ficción. Rockne S. O’Bannon, Kevin Murphy y Michael Taylor abarcan en sus créditos algunas de las series más míticas de este género: “Alien nation”, “SeaQuest”, “Farscape”, “Caprica” o “Battlestar Galactica”. Y para esta nueva serie parece que recuperan las bazas de un género que tuvo mucho éxito varias décadas atrás y del que ahora, inmersos en la corriente futurista que ha levantado “Defiance” en la web, hemos podido conocer más: la “space opera”. Toma su nombre de las soap operas, o telenovelas, con las que comparte premisas narrativas, aquí trasladando el melodrama a las relaciones de un grupo de personajes heterogéneo que como requisito imprescindible viajan por el espacio con diferentes cometidos. El ejemplo más claro es “Star Trek”. Por tanto, dentro de la ciencia ficción, “Defiance” puede virar más hacia la historia liviana de aventuras que hacia las series más sofisticadas con lecturas metafóricas en varios niveles (ahí parece difícil superar a “Battlestar Galactica”). Ojo, que el camino del entretenimiento no es ni mucho menos sencillo. La temporada pasada ya vimos tropezar a Spielberg, con la desnortada “Falling skies” y la cancelación de la ambiciosa “Terra Nova”.

Lo que no podemos negar a O’Bannon, Murphy y Taylor es su capacidad para generar un nuevo mundo imaginario en toda su dimensión, desde la nueva tierra hasta las siete especies alienígenas, cada raza con sus rasgos característicos e incluso su música diferenciada, pasando por las naves extraterrestres y su tecnología. Porque el universo de “Defiance” excede a lo visto en el piloto. El producto se ha pensado desde el origen como un único proyecto audiovisual en dos plataformas, una serie y un videojuego, sin que uno dependa del otro, mas bien con sinergias que les permitan nutrirse mutuamente. La compañía Trion Worlds ha lanzado el juego Defiance como el “primer shooter en tercera persona online y multipantalla”. El videojuego es único en su especie, pero para que nos entendamos, consiste en convertirse en un buscador de arcas (como Nolan, el protagonista) e ir junto con otros miles “ark hunters” como nosotros buscando esos tesoros, arma en mano, y evitando a todas las criaturas que se acercan también a estas naves. Lo que ocurra en la serie tendrá su reflejo en el juego y viceversa. Es lo que desde Syfy han bautizado como una experiencia transmedia. Pero bueno, esto no impide seguir “Defiance” en una sola plataforma, o ver simplemente la ficción o engancharse únicamente al juego. Lo que es seguro es conseguirá un transvase de público de un lado hacia el otro.

defiance castithan

Está claro que Syfy quiere recuperar su marca de cadena especializada en ciencia ficción. Para ello primero ha querido atraer todas las miradas con un producto del género pero lo suficientemente abierto para gustar al público mayoritario. “Defiance” ha supuesto el primer paso, pero vendrán otros, como el prometedor nuevo proyecto de Ronald D. Moore, “Helix”, sobre un grupo de científicos en el Ártico trabajando en secreto con un virus que podría ser letal. La cadena estadounidense tiene sobre la mesa otras biblias en esta línea que desarrollará para la próxima temporada. De momento, lo que conocemos, esta incursión en el oeste galáctico parece muy atractiva. En Syfy España la caravana al mundo terraformado sale cada martes a las 22:25. El entretenimiento está garantizado en el viaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: