El gran circo de la Fórmula 1, la “serie” más vista de Antena 3

16 Mar

Este fin de semana, y si la lluvia lo permite, el semáforo de Albert Park se apagará para dar rienda suelta al mundial de Fórmula 1 2013. Antena 3 emitirá por segundo año las carreras. Desde que saltara la noticia de que laSexta perdía los derechos de la competición, se especuló con la posibilidad de que fuera Antena 3 (ya en negociaciones con la cadena que dirigía Antonio García Ferreras para fusionarse) la que adquiriera la Fórmula 1. Y lo cierto es que ambas estaban apostando ya por caballo ganador. El mundial de 2012, uno de los más emocionantes que se recuerdan, fue una de las grandes alegrías del grupo audiovisual que se estaba gestando por aquel entonces.

f1 belgica coches volando

La disputa hasta el último aliento entre Fernando Alonso y Sebastian Vettel reportó a Antena 3 una audiencia media de más de 4 millones de espectadores y un 40% de share. Datos mucho mejores que los de la competición de 2011, cuando laSexta se tuvo que conformar con algo más de tres millones y un share del 33%. La diferencia radicó en el desarrollo de cada mundial: en 2011 Vettel fue como un tiro hacia el título definitivo y nadie pudo hacerle frente; en 2012 el piloto asturiano no bajó la guardia hasta la última curva… Alonso, con un coche menor y un archienemigo de altura, se convirtió en el protagonista de lo que terminó siendo la serie estrella de Antena 3.

Alonso, el hombre a batir

El mundial arrancó de la mejor forma posible, con una trama coral que permitía que en esta historia pudiera pasar de todo. Seis carreras y seis ganadores diferentes. Jenson Button, Fernando Alonso, Nico Rosberg, Sebastian Vettel, Pastor Maldonado y Mark Webber se repartían codazos a diestro y siniestro para convertirse en protagonista absoluto de la temporada. Pero al séptimo premio, el guionista descansó. La carrera de Canadá parecía que iba a romper el empate entre ganadores, con un Fernando Alonso que pilotaba hacia su segunda victoria. El español paró una sola vez para perder el menor tiempo posible y sacar chispas de aquel caracol que conducía, el F2012. Pero en un final intenso, las ruedas de Alonso dijeron basta, y sus perseguidores fueron pasándole uno a uno, hasta que le arrinconaron en una quinta posición. Parece que el guionista despertó a última hora y quiso añadir aún más tensión a un mundial muy disputado. Escogió para la séptima carrera a un séptimo ganador diferente. Esta vez fue el “bendito malvado”, Lewis Hamilton.

f1 benditos malvados hamilton

Para el siguiente premio, Alonso se repuso como pudo. Aunque salía undécimo en parrilla, el libreto le debía una. Hizo falta una salida espectacular, un coche de seguridad y la rotura del Red Bull de Vettel para que el español fuera profeta en su tierra y ganara en Valencia su segundo premio de la temporada. Desde entonces, por detrás se peleaban todos esos personajes secundarios y, delante, Fernando Alonso resistía como el auténtico protagonista y hombre a batir.

f1 alonso

Estrés postvacacional

Terminó el idílico verano y las tornas cambiaron para nuestro protagonista. Su regreso de las vacaciones duró 250 metros, lo que pudo conducir Alonso desde la salida hasta que el monoplaza de Grosjean pasó volando sobre su cabeza y el coche de Hamilton le embistió por detrás. Ahí se terminó la carrera para el asturiano, y un gran premio sin la presencia del español no tiene tanto aliciente para la audiencia. La carrera de Bélgica fue la menos vista de la temporada (de todas las que se emiten en el horario habitual de mediodía, porque las que se disputan de madrugada tienen un seguimiento bastante menor), con tres millones de espectadores.

F1 Choque-alonso-Grosjean

Y aprovechando la debilidad del protagonista, en el grupo de secunadrios se conformó un fuerte rival. El equipo Red Bull, los toros cabalgados por Mark Webber y Vettel. Un héroe que se precie no puede dejar de actuar. Así que de nuevo Magic Alonso, corriendo en Monza, en la casa de su escudería, se sacó una remontada de la décima plaza a la tercera, mientras el bicampeón alemán abandonaba. Ya teníamos lo que toda buena historia necesita: un fuerte protagonista y un antagonista dispuesto a todo.

Déjà vu

El mundial se despedía de Europa y llegaba uno de los tramos decisivos: las expediciones por Asia. Y hay un viaje del que, seguramente, Fernando Alonso no guarde buen recuerdo, Japón. En la prueba nipona el asturiano volvió a revivir la pesadilla de unos meses atrás, otro giro de guión de 360 grados. Al llegar a la primera curva, Kimi Raikkonen y el español tuvieron un toque que dejó a Alonso con la rueda pinchada y cero puntos. Si en el anterior abandono la audiencia había caído, con esta carrera aún fue peor. Se unió el horario menos competitivo de una prueba en Japón con el K.O. de Fernando Alonso a las primeras de cambio. Sólo un millón de personas se quedaron para ver ganar a Vettel y aumentar la tensión entre ambos. Fue la emisión menos vista de la temporada.

f1 japon pinchazo alonso

A falta de cinco capítulos, el guión había dispuesto que la serie comenzara de nuevo en su recta final. Vettel y Alonso estaban casi empatados en la clasificación general. Se intuía ya que el mundial era cosa de dos y además, para subir la apuesta, el que ganara se convertiría en el tricampeón más joven de la Fórmula 1. En estos episodios finales, el alemán fue cogiendo aire, aunque el español le seguía rozando los talones. Las escenas de acción se sucedían, como la remontada de Vettel en Abu Dabi. Salió último y se llevó el bronce, desluciendo la impresionante plata de Alonso. El público lo valoraba, porque ninguna de las tres carreras que restaban bajaron de los seis millones de espectadores.

Un final de infarto

Pocas estrategias de guión quedaban para dotar de más tensión al final de la revolucionada serie. Pero aún había algo que explorar, los flashbacks a temporadas pasadas. Vettel llegaba a la última carrera con 13 puntos de ventaja sobre Alonso, precisamente al contrario que en 2010, cuando el español le sacaba 15 puntos al alemán en la última prueba, que terminó perdiendo. ¿A Vettel le jugarían una mala pasada los nervios y recibiría su propia medicina? ¿Alonso sería capaz de consumar su venganza? La respuesta estaba sobre el asfalto de Interlagos.

f1 vettel

La lluvia y los golpes no quisieron perderse su cita con el último capítulo. Sebastian Vettel tuvo una mala salida y su coche quedó girado en sentido contrario; muchos pensaban que ya había dicho adiós al mundial. Alonso apretaba los dientes con un monoplaza que era muy lento pero que, gracias a su tesón y a la ayuda de su compañero Felipe Massa, le valió para llegar al segundo puesto. No era suficiente. El alemán lo había vuelto a hacer, ya estaba en sexta posición, suficiente para llevarse el mundial de 2013 y convertirse en el tricampeón más joven de la historia. Más de 7 millones y un 42% del público siguieron un desenlace repleto de emoción.

f1 alonso vs vettel

La historia volvía a repetirse. El título de Alonso se escapaba a última hora y caía en manos del villano que lleva camino de eternizarse. Pero ante el mal tiempo, mejor la buena cara. José Mota, que en eso es un crack, sabe cómo hacerlo.

La temporada pasada de la Fórmula 1 remontó respecto a 2011 y se quedó con unos buenísimos datos similares a los de 2010, cuando laSexta retransmitía un mundial cargado de alicientes (la llegada de Alonso a Ferrari, la presencia de tres españoles en la parrilla, el piloto asturiano lideró buena parte de la temporada hasta la última carrera donde cedió in extremis el título) que congregó una media de 4.100.000 personas en cada gran premio.

Para este 2013, se presentan unas cuantas novedades. Se retira el rey del gran circo, Michael Schumacher, y deja su monoplaza de Mercedes a Hamilton. El piloto inglés abandona McLaren, la casa que le vio crecer en la Fórmula 1, y tendrá que demostrar ahora que fuera del equipo británico también es capaz de ganar un campeonato mundial. Su plaza la va a ocupar una de las revelaciones de los últimos tiempos, el mejicano Sergio Pérez. En cuanto a carreras, este año se ha suprimido el Gran Premio de Europa que se corría en Valencia, por lo que se disputarán 19 pruebas, una menos que en 2012. Y para dar cuenta de todo lo que ocurra sobre el asfalto, Antena 3 ha preparado una cobertura que vuelve a estar liderada por Antonio Lobato. Como novedad, Marc Gené es baja porque Ferrari le manda a comentar la Fórmula 1 a Italia y vuelve a la cabina de retransmisiones Pedro de la Rosa, ahora piloto probador de la escudería italiana, que con su experiencia nos ayudará a aprender algo más de este deporte. María de Villota, la ex piloto española que en verano de 2012 sufrió un grave accidente en el que perdió un ojo, se suma al equipo para ocuparse de una sección sobre seguridad vial, “Safety car”.

Como cada año, el poder de convocatoria de la Fórmula 1, el segundo deporte más visto en televisión detrás del fútbol, dependerá de las opciones de Fernando Alonso para ganar el mundial. La nueva temporada de esta serie sobre el gran circo del automovilismo mantiene a su protagonista indiscutible y todos los ingredientes necesarios para que su lucha por el triunfo esté muy disputada. Veremos qué nos depara el guión que ahora empieza a escribirse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: