Adiós al estudiante

5 Mar

Ayer enterraban al estudiante. Tenía sólo 68 años. Y un cáncer de pulmón. Se llevó a la tumba parte de la historia de la televisión en España y una porción del futuro que ya no será igual para la ficción nacional. Porque le quedaban muchas vidas por interpretar, pero se le gastó la suya.

Lo conocimos en el siglo XIX, como el siempre fiel amigo del bandolero más famoso en España. Pero para entonces ya había estudiado muchos papeles y tenía tablas sobre el escenario y frente a las cámaras. Porque este estudiante valenciano llegó a Madrid para formarse en el “Estudio 1” de Televisión Española, y terminó doctorándose bajos la tutela de Pilar Miró o Mario Camus.

pepe sancho el estudiante

No dejó nunca el teatro donde, como él mismo reconocía, vivió a cuerpo de rey, Enrique IV más concretamente. Para él, uno de sus mejores papeles. Y pudo compaginarlo con una carrera en el cine, donde tuvo como mecenas a los más grandes, Luis García Berlanga, Carlos Saura, los textos de Rafael Azcona… Suspiró por los encantos de Carmela, acompañó a todos a la cárcel, se dejó enamorar por la Lola camino a los puertos o patrulló las noches de la mano de Almodóvar. Esta labor de policía le valió la condecoración de sus compañeros con un Goya.

Porque él siempre fue de a Dios rogar y con el mazo dar. Al menos cuando se puso en la piel de Vicente Enrique y Tarancón para conciliar los ánimos en plena transición española, y asumió después la identidad de Jaime Milans del Bosch para conspirar un 23 de febrero contra la democracia. Todo esto en televisión, donde últimamente cada vez era más solicitado.

En la pequeña pantalla supo esperar con Carmen y familia hasta que le dieron la vez. Entonces recuperó un éxito similar al de su etapa de estudiante, aunque esta vez con el don delante. Don Pablo Ramírez Sañudo nos contó lo que pasó para medrar en el tardofranquismo con negocios sucios. Problemas personales aparte, se hizo las américas y se convirtió en un cirujano con la energía suficiente para cambiar de vida, con ONG de por medio, y dar a los demás lo que antes les quitó. Tuvo tiempo hasta de construir una nueva etapa en las series españolas, de pago y con salto de calidad incluído, dando (y quitando) vida a Rubén Bertomeu, como un constructor despiadado que no dejará caer nunca su edificio.

pepe-sancho-crematorio

Lo conocimos en el siglo XIX y lo dejamos en el II antes de Cristo, con toga y un puesto de senador levantando, esta vez, un imperio. Entonces nadie podía imaginar que sería la última vez que le veríamos. Ahora ha vuelto a reunirse con su compañero de aventuras Curro Jiménez. Y mostrando lealtad a su amigo, no le ha dejado mucho tiempo cabalgar solo. Así se despedía de él hace sólo unos meses, en el último verano, poniéndolo en un coche de caballos.

Y ahora nosotros nos despedimos de él. Que ha tenido muchas vidas, muchos nombres, pero que ha grabado ya en la historia el suyo. José Asunción Martínez Sancho. Pepe Sancho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: